NOTICIAS

[NOTICIAS][grids]

Una pastora da testimonio de reconciliación en medio de protestas por discriminación racial


Un adolescente afroamericano llamado Michael Brown recibió un disparo de la policía el pasado fin de semana. El joven, que se encontraba desarmado, falleció a causa del mismo; una noticia que durante toda la semana ha levantado protestas en todo el país, especialmente en la localidad del suceso, en Ferguson (Missouri).


Las protestas que se realizaron en la ciudad han llevado a enfrentamientos de gravedad entre manifestantes y la policía, levantando una ola de críticas a la actuación policial y de las autoridades. Tras los incidentes del martes y el miércoles, el jueves se vivió una jornada más tranquila.

testimonio
Imagen Real
En las redes sociales, se ha extendido el lema “Hand up don't shoot!” (Manos arriba, no dispares) y ha sido tema de discusión principal durante toda la semana.
Una de las imágenes de las manifestaciones es la de la pastora Renita Lamkin, de la Iglesia Metodista Africana, que se implicó en las protestas para intentar fomentar el entendimiento sufriendo las consecuencias en su propia carne.
“Estaba en medio de la calle, entre los manifestantes y la policía, tratando de mediar entre ambos grupos. Y de repente se produjo un estallido”, cuenta al Huffington Post. Ese estallido era una bala de goma, disparada por la policía, que impactó en su abdomen.
Según contó la prensa que era testigo de la manifestación, Lamkin estaba diciendo “Jesús, Jesús, Jesús” cuando recibió el disparo.
 La bala le provocó quemaduras en la piel, aunque ella no se mostró demasiado enfadada por ello, y sus palabras fueron para fomentar la paz. “Todas las personas necesitan ser escuchadas. Sus vidas tienen valor. La gente está sufriendo y tiene que ser escuchada”, explica Lamkin. “Amad a las personas, amad a las personas, escuchadalas”, concluía.
La llamada a la reconciliación parece que ha tenido un efecto positivo en las últimas horas. “En comparación con lo de ayer, estamos en paz. Esto servirá para un mejor mañana”, dijo un residente.
El jueves incluso algunos manifestantes incluso se detuvieron para saludar cariñosamente y charlar con el capitán Ron Johnson, un nativo negro de St. Louis que ahora está supervisando la seguridad.
“Esta es mi comunidad. Mucha gente que veo caminar en esta marcha son personas que conozco”, dijo Johnson.
Muchos han criticado el enfoque militar con el que las fuerzas de seguridad en Ferguson respondieron a los manifestantes.
 Fuentes: CBN, Huffington Post, Christian Post
Editado por: Protestante Digital 2014


{fcomment}

No hay comentarios.: