NOTICIAS

[NOTICIAS][grids]

Nigeria aplaza sus elecciones para acabar con Boko Haram


Nigeria iba a celebrar elecciones el próximo fin de semana, pero estas han sido pospuestas hasta el 28 de marzo por la Comisión Electoral en el país, a causa del conflicto abierto en el norte del país con el grupo terrorista islámico Boko Haram.
Desde principios de año, los ataques por parte de Boko Haram se han intensificado, provocando miles de víctimas. Uno de sus ataques, a la ciudad de Baga, está considerado como una de las peores masacres en los últimos años en el país. Los terroristas arrasaron la ciudad y otras localidades cercanas sin oposición del ejército, que había abandonado sus puestos ante un enemigo para el que decían no tener recursos para contener. En los últimos cinco años, los ataques de Boko Haram han supuesto la muerte de 13.000 personas y unos 3,3 millones de desplazados internos.  

BOKO HARAM: CADA VEZ MÁS, Y MÁS AGRESIVOS
La situación en los estados del norte del país, sobre todo en Borno, se ha hecho cada vez más complicada para Nigeria. El estado de emergencia declarado en 2013 no ha servido para detener al grupo terrorista, que ha ganado poder en la zona hasta proclamar en agosto de 2014 su particular “Estado Islámico”, con el control total sobre algunas ciudades. Boko Haram se mueve además con facilidad en la frontera con Níger y Camerún, lo que le ha permitido reclutar a muchos militantes. Se calcula que tienen entre 4.000 y 6.000 miembros armados. Para hacerle frente, la coalición formada por fuerzas de seguridad de Nigeria, Camerún, Níger, Chad y Benín dispone unos 7.800 soldados, con los que esperan debilitar en las próximas semanas al grupo terrorista. Tarea difícil de cumplir en un plazo de sólo seis semanas, cuando en los últimos años el problema no ha hecho más que incrementarse y Boko Haram parece un enemigo cada vez más fuerte.  

DUDAS SOBRE ELECCIONES
 Mientras, los nigerianos observan con preocupación la politización del enfrentamiento contra el grupo terrorista. Por una parte, el ejecutivo de Goodluck Jonathan quiere mostrarse fuerte ante Boko Haram, aunque se desconfía de su capacidad para frenarlo ahora cuando en cuatro años de mandato no lo ha conseguido. Por otra parte, la oposición liderada por el candidato musulmán Muhammadu Buhari considera que posponer las elecciones es una maniobra del Gobierno para intentar ganar tiempo y mantener el poder.
Un número indeterminado de votantes en los estados del noreste de Nigeria de Borno, Yobe y Adamawa, tal vez millones, están privados de sus derecho a voto en la actualidad. Desplazados por la violencia de Boko Haram, no es probable que tengan acceso a sus tarjetas de votante permanente requerida para su identificación en los lugares de votación. Bonajo Badejo, abogado nigeriano, considera que “si el aplazamiento nace del esfuerzo genuino para garantizar unas elecciones libres, justas y creíbles, entonces no hay nada de qué preocuparse”. Pero “si el proceso electoral está siendo manipulado, entonces sería un día triste en verdad para Nigeria y nuestra naciente democracia”.

Fuente: protestantedigital

No hay comentarios.: